Extinción

Rociadores automáticos

Agua pulverizada

Espuma física

Polvo

Agentes gaseosos (CO2)

La instalación de rociadores automáticos o sprinklers permite tres acciones simultáneas: la detección del fuego, disparar la alarma y la extinción.

El sistema está formado por una serie de conducciones ramificadas y conectadas a una fuente de abastecimiento. La apertura de los terminales rociadores se realiza a través de un dispositivo que se activa por acción de la temperatura generada en el incendio que permite la proyección de agua sobre la zona donde se ha producido el fuego.

Se compone de los siguientes elementos:

- Cuerpo del Rociador
- Dispositivo de Salida del Agua
- Obturador de Salida del Agua
- Elemento Termosensible
- Deflector